jueves, 30 de septiembre de 2010

Los tics en el Asperger

El Síndrome de Asperger puede tener muchas complicaciones, tales como tics. Los tics son movimientos rápidos y repentinos de los músculos en su cuerpo, pueden ser los sonidos. Ambos tipos de tics son muy difíciles de controlar y puede ser escuchado o visto por los demás. Sin embargo, algunos tics son invisibles como el crujido del dedo del pie por la tensión en sus músculos.

Los tics simples implican un solo grupo de músculos y son generalmente cortos, movimientos repentinos y breves como un espasmo de los ojos o movimientos de la boca. Algunos tics simples pueden ser: sacudir la cabeza, parpadear o morderse los labios. tics vocales simples pueden ser: aclarar la garganta, toser o inhalar.

Los tics complejos implican más de un grupo muscular y movimientos que cuando son más largos parecen más complejos, tales como saltar, esperando, tocando a la gente, a si mismo o tirando de la ropa. Otros tics vocales complejos pueden ser: repetición de palabras de los demás, o a si mismo todo el tiempo o la repetición en voz alta lo que han leido




Los tics pueden aumentar como resultado de las emociones negativas como el estrés, cansancio o ansiedad, emociones positivas, pero también, con la excitación o anticipación. Estas emociones se experimentan con frecuencia en las personas diagnosticadas con síndrome de Asperger. Por ello, los tics en niños o adultos con trastornos autistas pueden ser más comunes. Un fuerte impulso se puede sentir antes de los tics, a veces con la terapia intensiva estos impulsos se pueden suprimir. Cuando se instan a que los tics se supriman y no hay una tensión acumulada, cuando el tic se ha ido los que lo padecen sienten una sensación de alivio.

Siempre que los niños con Asperger enfocan su energía en otra cosa, como jugar juegos de computadora o ver la televisión sus tics disminuyen debido a la relajación y a veces con la terapia intensiva estos impulsos se puede suprimir.

martes, 28 de septiembre de 2010

Guía práctica para médicos con pacientes con Síndrome de Asperger

Documento original de The National Autistic Society (http://www.nas.org.uk/)

¿Tiene pacientes que no tienen trastornos serios de salud mental[1] y sin embargo encuentran difícil socializarse, tiene un estilo social inusual y les es difícil finalizar su curso universitario, no tienen amigos y sufren ansiedad y estrés y no pueden encontrar un trabajo estable? Si esto es cierto a lo mejor son personas con Síndrome de Asperger.

¿Qué es el Síndrome de Asperger?
El Síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que pertenece al espectro autista.

Si su lista de pacientes es de 5000, espere encontrarse entre 15 y 20 personas con el Síndrome de Asperger (Baird et al, 2000; Kadesjö et al, 1999; Ehlers and Gillberg, 1993)[2].

Las personas con Síndrome de Asperger tienen una inteligencia que va desde límite normal hasta encontrarse por encima de la media (aunque frecuentemente con puntuaciones irregulares) y relativamente bajo rendimiento en las áreas de sociabilidad.

Las personas con el Síndrome de Asperger tienen dificultades para comunicarse con eficacia con los demás. Frecuentemente tienen problemas para conversar, algunas veces parecen pedantes, con poca comprensión del comportamiento no verbal de su interlocutor y en ocasiones también tienen dificultades con la modulación del tono de voz, con la expresión facial y el contacto visual.

Las personas con el Síndrome de Asperger tienen dificultades cuando interaccionan con otras personas, a la hora de tener relaciones más cercanas con sus iguales y en saber como leer a los demás. Tienen dificultades en saber como comportarse cuando están en grupo o entender el sentido del humor de los demás.

Muchas personas con el Síndrome de Asperger desean el contacto social pero son menos capaces de entender la naturaleza recíproca de la interacción social. En consecuencia sus intentos de interaccionar pueden, a veces, parecer extraños. Esto puede hacer que persona con el Síndrome de Asperger sea propensa a que los demás se rían de él o le aíslen cuando es adulto. Además por este motivo la persona puede parecer socialmente inapropiada.

Las personas con el Síndrome de Asperger tienen necesidad de mantener sus rutinas y puede que tengan intereses muy restringidos. Esto puede ser que no sea obvio a menos que se les pregunte acerca de ello. La persona con Síndrome de Asperger puede que dependa de otros para realizar sus rutinas, de manera no esperada dado su aparente inteligencia.

Tenga en cuenta que personas adultas con el Síndrome de Asperger puede que hayan aprendido a encubrir los problemas y signos de su síndrome y por ello encuentren dificultad para encontrar el apoyo y la ayuda necesaria.

Preguntas a tener en cuenta sobre su paciente cuando hablamos con pacientes adultos que pudieran tener el Síndrome de Asperger:
•¿Encuentra las situaciones e interacciones difíciles de entender o confusas, especialmente cuando éstas son en grupo, (incluso cuando él o ella se encuentre cómodo/a en la interacción paciente-médico)?
•¿Frecuentemente encuentra difícil adivinar qué es lo que la gente está pensando o sintiendo o porqué se ríe de una broma o chiste?
•¿Tiene dificultades en hacer o mantener amistades?
•¿Tiene un historial de problemas en el colegio/universidad: dificultades en la relación con su tutor y con sus compañeros, de haber sido objeto de burla y o abusos?
•¿Tiene dificultad en encontrar un trabajo o de permanecer en él?
•¿Tiene aficiones o intereses que les ocupa mucho tiempo, especialmente cuándo eran más jóvenes?
•¿Se molesta o se irrita cuando hay cambios y especialmente cuando éstos son repentinos?
•¿Muestra dificultades en la comunicación y parece faltarle intuición social?.
Si la contestación a la mayoría de estas preguntas es “sí”, y su paciente desea ser asesorado, tal vez valga la pena hablar con los servicios sociales de su zona y el equipo médico responsable de atender a personas con Síndrome de Asperger.

Cinco razones por las que es importante hacer el diagnóstico de Síndrome de Asperger:
•El Síndrome de Asperger es una condición reconocida y descrita en el sistema de clasificación CIE-103[3] y en el DSM-IV[4]. Si alguien cumple los criterios tendrá la oportunidad de ser diagnosticado.
•El diagnóstico permite a la persona entender cuál es la razón de sus problemas pasados, frecuentemente marcados por experiencias de desventaja e incomprensión.
•El diagnóstico permite a la persona hacer los ajustes necesarios para su futuro.
•El diagnóstico también puede ayudar a otros —amigos, familiares, cuidadores— a entender mejor y responder adecuadamente a sus necesidades y conductas.
•El diagnóstico puede ayudar a la persona con el Síndrome de Asperger a localizar ayuda en su zona así como algún grupo que trabaje habilidades sociales y a obtener el adecuado apoyo en los diferentes habientes en los que se mueve

Trastorno de Deprivacion Afectiva de Casandra

Este articulo esta sacado de Espectroautista.info

Trastorno de Deprivación Afectiva de Casandra (CADD)
El Trastorno de Deprivación Afectiva de Casandra (CADD) es un concepto definido por Maxine Aston (http://www.maxineaston.co.uk/), consejera y terapeuta de parejas en las que uno de los miembros tiene el síndrome de Asperger o está en el espectro autista. Contrariamente a lo supuesto durante mucho tiempo, las personas que están en el espectro autista están interesadas en mantener relaciones de pareja y, de hecho, dichas parejas existen.

El CADD es el nombre que reciben los síntomas de estrés (baja autoestima, depresión, ansiedad) que frecuentemente se observan en las parejas de personas que presentan un TEA (trastorno del espectro autista). Otros síntomas que pueden presentar son somnolencia, disminución de la libido, alteraciones del estado de ánimo y disminución del sistema inmunitario.

Debido a que los libros y trabajos de Marine Aston no han sido hasta la fecha traducidos al español, a excepción de breves artículos como El síndrome de Asperger en la consulta del consejero, a continuación se resumen algunos conceptos sobre el CADD expuestos en la web de Maxine Aston (http://www.maxineaston.co.uk/cassandra/) y en la web de Families of Adults Affected by Asperger’s Syndrome (http://www.faaas.org/doc.php?40,288).

Maxine Aston hace una similitud entre el CADD y el Transtorno Afectivo Estacional (SAD). Afirma que los seres humanos son sensibles a la falta de luz solar y su deprivación puede provocar una serie de alteraciones. El SAD se diagnostica después de tres inviernos consecutivos de presentar los siguientes síntomas: alteraciones del sueño, somnolencia, aumento del apetito (en especial deseo de comer hidratos de carbono), depresión, problemas sociales (como irritabilidad y aislamiento), ansiedad, disminución de la libido, alteraciones en el estado de ánimo, periodos de hipomanía ( hiperactividad) en primavera y otoño. Algunas personas afectadas presentan también una disminución de la inmunidad durante el período invernal y son más vulnerables a las infecciones.

Maxine Aston traza una analogía entre los efectos de deprivaciòn de luz solar (SAD) y los efectos de la deprivación emocional (CADD). Los afectados por el CADD experimentan síntomas parecidos a los de los afectados por el SAD, con el agravante de que los afectados por el CADD experimentan unos efectos más dañinos, ya que es otro ser humano al que probablemente aman, y no el Sol, el responsable, aunque sin quererlo, de su deprivación. Esta persona puede ser el compañero o compañera sentimental, o bien el padre o la madre.

El hecho de que este daño se inflija sin querer, de que no sea a propósito, sólo se hace evidente cuando se descubre la causa del comportamiento del miembro Asperger de la pareja, ya sea mediante autodiagnóstico o mediante el diagnóstico por un profesional.

Cuando se vive en una relación de pareja en la que el síndrome de Asperger no está diagnosticado o su existencia es negada, se suele culpar al componente de la pareja que no es Asperger de las situaciones disfuncionales que se producen.

El CADD alcanza su máxima expresión cuando el componente de la pareja que no es Asperger (ya sea éste hombre o mujer) no es creído ni por el componente Asperger de la pareja ni por las personas de su entorno. Son estos sentimientos de confusión, soledad y desesperación los que dan lugar al nombre de Casandra para referirnos a este trastorno.

Casandra era hija de Príamo, rey de Troya. Apolo le concedió el don de la profecía para atraerla hacia él. Ella le rechazó y Apolo, en vez de quitarle el don, se vengó haciendo que conservara su don profético, pero que no fuese creída: ella alertó sobre la amenaza que representaba el caballo de Troya pero nadie la creyó.

Las investigaciones de Maxine Aston apuntan claramente a que el CADD puede desarrollarse como consecuencia de mantener una relación íntima con un adulto con síndrome de Asperger o alguna otra afección que curse con niveles bajos de empatía y niveles altos de alexitimia, del griego alex y thymos, literalmente “sin palabras para las emociones”. El 85% de las personas con algún TEA presentan elevados niveles de alexitimia (Hill, Bethoz y Frith, 2004).

Los TEA se deben a diferencias neurológicas y a como está interconectado el cerebro, y no pueden curarse. En cambio el CADD es una afección secundaria, que deriva de la situación de convivencia en la que se halla la persona. Es transitoria y debida a la relación en la que la persona se halla inmersa, no es una afección personal, sino relacional.

Los efectos del CADD pueden eliminarse o reducirse al encontrar la causa, pero sólo será así si ambos componentes de la pareja aceptan dicha causa. La aceptación permite tomar medidas para restituir la falta de atención emocional que la persona con CADD ha estado sufriendo. A partir de ahí, algunas parejas son capaces (siempre y cuando se acepte el diagnóstico) de atribuir los problemas contra los que han estado luchando durante tanto tiempo al síndrome de Asperger y dejar de culparse el uno al otro.

La reciprocidad emocional, el amor y el sentimiento de pertenencia son esenciales para los seres humanos. Si estas necesidades no están siendo atendidas y no se comprende la razón, entonces pueden verse afectadas tanto la salud mental como la física. La toma de conciencia y la comprensión pueden eliminar los síntomas del CADD.

El CADD es una consecuencia de la situación en la que se halla el que la sufre y por lo tanto es posible encontrar caminos para rectificar esa situación. Algunas parejas en las que uno de los componentes es Asperger pueden llegar a funcionar bien si ambos entienden sus diferencias y trabajan para desarrollar una forma de comunicarse diferente y mejor. Pueden llegar a conseguir una relación en la que los dos muestren expresión emocional y amor y que sea satisfactoria para ambos. La consecución de este objetivo dependerá de la relación que tenga la pareja, del nivel de compromiso y de la aceptación total por parte de ambos de la presencia del síndrome de Asperger.

Al igual que el Sol restaura el equilibrio en el SAD, la atención emocional y la comprensión pueden restaurar el equilibrio de la persona con CADD. Pero si la persona con síndrome de Asperger no es consciente o niega el síndrome, lo más probable es que su pareja continúe experimentando los síntomas del CADD.

Para consultar más información puede visitar la web, en lengua inglesa, de Maxine Aston (http://www.maxineaston.co.uk/), y leer su excelentes libros (http://www.maxineaston.co.uk/books/) sobre las relaciones de pareja.

viernes, 24 de septiembre de 2010

La mujer perfecta

Y vosotros pensareis que quiero decir con este titulo.
Mirando por aquí y por allí he encontrado algo interesante en relación con el Asperger.
Desde el mes de Septiembre en venevisión están pasando una telenovela llamada "La mujer perfecta"
en la que una de las protagonistas tiene Síndrome de Asperger,y me gusta mucho la idea de que parte de la sociedad que no sabe que es empiece a interesarse un poco sobre el tema y sepan de que va.De momento está en Venezuela pero me imagino que pronto pasará a otros países.
No la he visto todavía, pero lo intentaré, si lo encuentro interesante pondré un enlace desde el blog por si os interesa verla.

Os dejo por aqui lo que dicen en el blog de Telenovelas


Mónica Spear (Micaela Gómez). Bellísima joven que entra como asistente personal del Dr. Santiago Reverón en el centro de estética. Sufre una especie de autismo conocido como Síndrome de Asperger. Culta pero excluida toda la vida, etiquetada como rara, la frita de la familia. Alguna vez su abuela dijo que era como un accidente familiar. Es 100% natural; se comunica muy bien con su madre y poco con el resto. Nunca se ha enamorado, pero eso cambia con el Dr. Santiago.

http://detelenovelas.com/en-septiembre-el-estreno-de-la-mujer-perfecta-en-venevision/#ixzz10TZqI3QH