sábado, 24 de julio de 2010

Amígdala, miedo y relaciones sociales

Amígdala, miedo y relaciones sociales
Un área cerebral relacionada con el aprendizaje emocional y el temor tiene menor tamaño en las personas que padecen autismo.



BELÉN DIEGO | GM LOGROÑO
Fecha de publicación: Domingo, 25 de Marzo de 2007


Un área cerebral relacionada con el aprendizaje emocional y el temor tiene menor tamaño en las personas que padecen autismo. Es la hipótesis que confirma un trabajo respaldado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos. Se ha publicado en la revista Archives of General Psychiatry, revista oficial de la Asociación Médica Americana.

Adolescentes y adultos jóvenes con dificultades graves para relacionarse son los protagonistas de este estudio. Los investigadores han descubierto una diferencia significativa en sus amígdalas cerebrales, que son más pequeñas que las de la población sana "probablemente por efecto del estrés crónico que produce el miedo social en la infancia". De los 54 participantes en el estudio, todos ellos varones, 23 padecían autismo y cinco síndrome de Asperger (una enfermedad recientemente diferenciada del autismo, que no afecta al aspecto, ni la inteligencia, pero supone serios problemas para relacionarse con otras personas y en ocasiones provoca comportamientos inadecuados en los pacientes).

Para medir el tamaño de la amígdala se emplearon resonancias magnéticas. También se pidió a los participantes que completaran tareas relacionadas con la interacción social, tales como seguimiento ocular y reconocimiento de expresiones faciales de emociones.

Los varones con autismo y amígdala de menor tamaño fueron también los que más tardaron en distinguir las expresiones faciales neutras de otras que transmitían tristeza, enfado o alegría, y dieron muestras de menor fijación en la región ocular de las personas con las que se estaban relacionando en cada momento.

Los mismos individuos habían experimentado mayores dificultades en sus relaciones con los demás durante la infancia.

Por otra parte, los científicos de la Universidad de Wisconsin observaron que existía una relación entre el volumen de la amígdala a lo largo del tiempo y la gravedad de los síntomas sociales.

El director del trabajo, Richard Davidson, afirma que los hallazgos apuntan a un modelo de autismo en el cual la primera reacción del cerebro al estrés que provoca el miedo a la gente es la hiperactividad, causa a su vez de muerte celular y reducción del tamaño del órgano. De hecho, lo niños con dificultades sociales más leves deberían también experimentar una reducción más lenta del volumen de la amígdala.

Consejos para Enseñar a Personas de Alto Funcionamiento-S. Asperger

Consejos para Enseñar a Personas de Alto Funcionamiento-S. Asperger
Susan Moreno y Carol O'Neal



MAAP Services, Inc. (More Able Autistic Persons,

Personas Autistas con más capacidad)
P.O. Box 524
Crown Point, Indiana 46307


1. Las personas con S.de Asperger tienen problemas de organización, independientemente de su inteligencia y/o su edad. Incluso un estudiante Asperger que tiene todo sobresalientes y que tiene una gran memoria fotográfica puede ser incapaz de recordar que tiene que llevar un lápiz al colegio o de acordarse de la fecha en la que tiene que entregar un trabajo determinado. En estos casos, debe proporcionársele una ayuda lo menos restrictiva posible. Las estrategias utilizadas pueden consistir en que el estudiante coloque un dibujo de un lápiz en su cuaderno o que tenga una lista con las tareas que debe realizar en casa. Hay que alabar siempre al estudiante que recuerde algo que se le había olvidado previamente. Nunca hay que humillarle o "machacarle" cuando fracasa en algo. Un "discurso" sobre el tema en cuestión no sólo NO le ayudará, sino que pondrá las cosas peor. El estudiante puede empezar a creerse que no es capaz de recordar este tipo de cosas.
En la escuela, estos estudiantes suelen tener las mesas y las taquillas más ordenadas o más desordenadas que las de los demás. El que tiene la mesa más desordenada necesitará con frecuencia su ayuda para ordenar su mesa o su taquilla, para poder encontrar sus cosas. Recuerde simplemente que es probable que este estudiante sea desordenado de una manera consciente. Lo más seguro es que sea incapaz de organizarse sin un aprendizaje específico. Intente entrenarle, utilizando pasos pequeños y específicos.

2. Las personas con S.de Asperger tienen problemas con el pensamiento abstracto y conceptual. Eventualmente, algunas de ellas pueden adquirir habilidades abstractas, pero para otras no será posible. Cuando sea necesario utilizar conceptos abstractos, use señales visuales, tales como dibujos o palabras escritas, para esclarecer la idea abstracta. Evite hacer preguntas imprecisas, tales como "¿Por qué hiciste esto?" . En vez de esto, diga: "No me gustó el que cerraras bruscamente tu libro cuando dije que era la hora de la gimnasia. La próxima vez, cierra el libro suavemente y dime que estás enfadado. ¿ Me querías demostrar que no tenías ganas de ir a hacer gimnasia, o que no querías interrumpir tu lectura?". Evite las preguntas tipo "ensayo". Sea lo más concreto posible en todas sus interacciones con estos estudiantes.

3. Un aumento de los comportamientos poco habituales o difíciles está mostrando con toda probabilidad un aumento del estrés. A veces, el estrés está causado por un sentimiento de pérdida de control. Muy a menudo, la única manera de aliviar el estrés consistirá en que el estudiante abandone físicamente la situación estresante. Si esto ocurre, debe establecerse un programa que ayude al estudiante a volver a la clase y/o a aguantar la situación estresante. En este caso, será muy útil que esté disponible un "sitio seguro" o una "persona segura".

4. No interprete una mala conducta como algo personal contra Vd. La persona Asperger no es una persona manipuladora ni que esté planificando el hacerle la vida más difícil. No son prácticamente nunca capaces de ser manipuladores. Por regla general, la mala conducta es el resultado de los esfuerzos que han de realizar para sobrevivir frente a experiencias que puedan ser confusas, desorientadoras o generadoras de miedo. Debido a su discapacidad, las personas Asperger son egocéntricas. La mayoría de ellas tienen muchas dificultades para interpretar las reacciones de los demás.

5. La mayor parte de las personas Asperger utilizan e interpretan el lenguaje de modo literal. Hasta que no conozca Vd. sus capacidades, evite:

Modismos(por ejemplo, guardar la respiración, esperar la señal de partida, segundas intenciones)
Dobles sentidos (la mayor parte de los chistes tienen un doble sentido)
Sarcasmos ( por ejemplo, decir "¡Estupendo!" justo cuando acaba de tirar una botella de ketchup sobre la mesa)
Apodos cariñosos (por ejemplo, amiguete, colega, chico listo)

6. Recuerde que las expresiones faciales y otras señales sociales pueden no ser entendidas. La mayoría de las personas con S.de Asperger tienen dificultades para leer expresiones faciales e interpretar "el lenguaje corporal".

7. Si el estudiante parece que no está aprendiendo una tarea determinada, desglósela en etapas más pequeñas o introdúzcala de otras formas (por ejemplo, visualmente, verbalmente, físicamente).

8. Evite una sobrecarga verbal. Sea claro. Use frases más cortas si Vd. percibe que el estudiante no le está comprendiendo correctamente. Aunque no tenga ningún problema de audición y esté prestando atención, le puede resultar difícil comprender el punto esencial de su explicación, así como identificar la información importante.

9. Prepare al estudiante frente a las novedades ambientales y/o a los cambios en su rutina, como por ejemplo asambleas, profesores sustitutos o cambios de horario. Utilice un plan escrito o visual para prepararle para el cambio.

10. El tratamiento conductual funciona, pero si se utiliza incorrectamente, puede dar lugar a un comportamiento de tipo "robot", puede que el comportamiento cambie solamente a corto plazo e incluso puede producir agresividad. Hay que utilizar procedimientos positivos y adaptados a su edad cronológica.

11. Un tratamiento y unas expectativas coherentes por parte de todo el mundo son vitales.

12. Hay que ser conscientes de que algunos estímulos auditivos y visuales pueden ser excesivos o escasos para el estudiante. Por ejemplo, el zumbido de las lámparas fluorescentes puede distraer mucho a determinadas personas con S.de Asperger. Si el estudiante se distrae o parece afectado por el ambiente de la clase, puede ser necesario realizar algunos cambios ambientales, tales como eliminar un ambiente de "confusión visual " o cambios de sitio en el aula.

13. Si el estudiante Asperger o autista de alto funcionamiento usa argumentos verbales repetitivos y/o realiza preguntas verbales repetitivas, es necesario que el profesor interrumpa lo que puede convertirse en una letanía continua y repetitiva.
Responder de modo continuado y de forma lógica a sus preguntas o discutir con él no elimina casi nunca esta conducta. El tema de su argumento o de su pregunta no siempre es el tema que le preocupa. Con frecuencia, la persona está transmitiendo un sentimiento de pérdida de control o de incertidumbre sobre algo o alguien de su entorno.
Pídale que le ponga por escrito su pregunta o su argumento. A continuación, escriba Vd. su respuesta. Normalmente, esto le suele calmar e interrumpe su actividad repetitiva. Si esto no funciona, póngale Vd. por escrito su pregunta o argumento repetitivos, y pídale que conteste por escrito de una manera lógica ( quizás, una de las que él piense que Vd. escribiría). Esto le distraerá de su situación de escalada verbal y le proporcionará un método socialmente más aceptable para expresar su frustración o su ansiedad. Otra alternativa es el escenificar el argumento o la pregunta repetitiva, representando Vd. el papel del estudiante y haciendo que éste le responda como él piensa que Vd. lo hubiera hecho.

14. Debido a que estas personas presentan numerosas dificultades de comunicación, no confíe en estos estudiantes para transmitir mensajes importantes a sus padres sobre acontecimientos escolares, tareas , reglas del colegio, etc., a menos que lo intente de modo experimental y realice un seguimiento o hasta que no esté ya seguro de que el estudiante domina esta habilidad. Incluso el enviar una nota a sus padres a través suyo puede no servir para nada. El estudiante puede olvidarse de entregar esta nota a sus padres o puede perderla antes de llegar a casa. Es mejor llamar a los padres por teléfono hasta que el estudiante domine estos aspectos. Es muy importante que exista una comunicación frecuente y precisa entre el profesor y los padres (o su cuidador principal).

15. Si en una determinada actividad escolar es necesario formar parejas o escoger partenaire, escriba números o utilice cualquier otra técnica para emparejarlos de manera aleatoria. O bien pídale a un estudiante especialmente amable si se presta a escoger a la persona autista como partenaire antes de que tenga lugar el emparejamiento. La mayor parte de las veces, el estudiante autista es el que se queda sin pareja. Es una pena que esto ocurra, ya que a estos estudiantes les conviene de modo especial el tener una pareja.

16. No dé nada por supuesto al evaluar sus habilidades. Por ejemplo, el estudiante autista puede ser un "fenómeno de las matemáticas" en Algebra, pero puede no ser capaz de realizar un simple cambio de moneda en una caja registradora. También puede tener una memoria sorprendente sobre los libros que ha leído, los discursos que ha oído o las estadísticas deportivas, y puede no ser capaz de recordar que tiene que traer un lápiz a clase. El desarrollo no homogéneo de habilidades es una de las características principales del S.de Asperger.


MAAP Services Inc.,
c/o Susan J. Moreno,
P.O. Box 524, Crown Point, Indiana, 46307.
Copyright , Susan Moreno y Carol O'Neal.
Traducción: Cristina Fanlo cfm1@min.es

viernes, 23 de julio de 2010

El síndrome de Asperger impide anticipar las acciones

Unos investigadores de Dinamarca y Reino Unido han descubierto que, en una prueba no verbal, los adultos que padecen síndrome de Asperger (un trastorno que pertenece al espectro autista) no son capaces de anticipar de forma espontánea las acciones de los demás, a diferencia del resto de las personas desde tan sólo los dos años de edad. Sus hallazgos, publicados en la revista Science, difieren radicalmente de los resultados ofrecidos por pruebas similares de tipo verbal, que sí son capaces de superar quienes padecen este síndrome, y sugieren que estas personas pueden desarrollar estrategias para sortear sus limitaciones neurológicas.

Hay muchos adultos a quienes se ha diagnosticado síndrome de Asperger cuya inteligencia es superior a la media pero que experimentan dificultades en sus interacciones sociales cotidianas. En parte, estas dificultades se deben a su aparente incapacidad para predecir lo que otra persona podría hacer o decir partiendo únicamente de lo que ya saben sobre los conocimientos o las creencias de ese otro individuo.

Esta capacidad de anticipación se estudia, por ejemplo, con la «prueba de falsa creencia» de Sally y Ann (Sally-Ann False Belief Task, FBT): Sally deja una canica en una cesta y sale de la habitación; Ann cambia la canica a una caja; Sally vuelve y busca la canica donde la dejó. Si se pregunta dónde buscará Sally la canica a un niño cualquiera que sea consciente de que las acciones de Sally se basarán en lo que ésta considera cierto, el niño dirá que Sally irá a buscar la canica a la cesta.

Muchos niños que tienen Asperger responden de forma incorrecta, pero los afectados cuya capacidad verbal es especialmente elevada suelen superar la prueba. Esto pone en duda la teoría de que los problemas relacionados con la «interacción social recíproca» que experimentan quienes padecen trastornos de tipo autista se deben a un fallo neurológico que les inhabilita para atribuir estados mentales a sí mismos y a los demás.

En el estudio referido, un equipo de científicos del Hospital Universitario de Aarhus (Dinamarca) y de la Universidad de Londres (Reino Unido) emplearon una versión modificada del FBT de Sally y Ann para hallar indicios de que los individuos con Asperger especialmente dotados aprenden a razonar la situación planteada para deducir la respuesta correcta, pese a su dificultad para atribuir estados mentales de forma espontánea.

Los investigadores sometieron a un FBT de Sally y Ann no verbal a diecinueve adultos con Asperger y a diecisiete adultos «neurotípicos». En lugar de solicitar una respuesta verbal, los científicos examinaron los movimientos oculares de los individuos en el transcurso de la prueba. «Es más probable que un niño autista dé una respuesta verbal correcta que una mirada de anticipación correcta», explican el artículo.

Los científicos observaron que los adultos con síndrome de Asperger solían mirar con la misma atención hacia la cesta y la caja, en lugar de mirar sistemáticamente a la caja escogida de forma errónea por el personaje de la historieta. Esto indica que quienes padecen Asperger no atribuyen estados mentales de forma espontánea a los demás, pero que, si se les pide, sí son capaces de hacer cálculos y deducciones. No obstante, aunque una cavilación pausada y deliberada sobre los pensamientos de los demás puede, efectivamente, conducir a la respuesta correcta, no es lo mismo que la capacidad espontánea y automática de atribuir pensamientos internos a otras personas.

«Se da un contraste llamativo con los niños neurotípicos de dos años de edad, que al realizar la misma tarea miran al lugar correcto de manera espontánea», se señala en el estudio. «Es improbable que se deba a diferencias en la motivación, puesto que los adultos neurotípicos presentaron el mismo sesgo que los niños que tienen un desarrollo normal, mientras que el grupo con Asperger supo mirar al lugar correcto de manera anticipatoria en ensayos de familiarización en los que no tenían que razonar sobre las creencias de nadie.»

Los investigadores concluyen que el desarrollo de la capacidad de «mentalizar» (es decir, comprender los deseos y las creencias de los demás) en una etapa temprana no es indispensable para desarrollar la capacidad de anticipar las acciones de los demás en etapas posteriores de la vida.

«Opinamos que un aprendizaje compensatorio puede ayudar a salvar las limitaciones neurofisiológicas, aunque no se solucione la causa original de dichas limitaciones», concluyen en el estudio. «La existencia de tal aprendizaje compensatorio explicaría la aparente paradoja que se da entre los resultados positivos en pruebas FBT explícitas y las dificultades sistemáticas en las interacciones sociales cotidianas que experimentan quienes padecen el síndrome de Asperger.»