martes, 29 de junio de 2010

Tratamiento del síndrome de Asperger

Es una pregunta que me hacen regularmente los lectores de las cartas para padres que tienen niños con síndrome de Asperger. El primer punto a exponer es que, en mi opinión, los sintomas no pueden curarse absolutamente. Tampoco creo que centrarse en la curación sea beneficioso ni para los padres ni para los niños. Curar a alguien supone que, de algún modo, está enfermo, en principio. Los niños con Asperger no estan enfermos, tan solo son diferentes, en la misma forma en que todos somos diferentes y tenemos nuestras peculiaridades. Y ¿no es eso lo que hace que el mundo sea un lugar interesante? Pero esto es objeto de otra discusión en si misma y no es objeto de este artículo.


En cuanto a las posibles 'curas', hay numerosas opciones que buscar como tratamiento para el Asperger. La mayoría de los niños se han beneficiado de las recientes interviciones especializadas que se centran en manejar el comportamiento y en entrenar las habilidades sociales. Muchos niños con Asperger pueden aprender las reglas no escritas de la socialización y la comunicación cuanto se les enseña de una manera explicita y por repetición. De forma similar a cómo los estudiantes aprenden lenguas extranjeras. A causa de esto el mayor desafío de los niños con Asperger es que estos tipos e habilidades sociales (como que decir en determinada situación), no viene naturalmente a ellos. Pero estos niños tienden a tener excelentes habilidades cognitivas de modo que pueden aprender estas habilidades sociales bastante bien con el profesor adecuado (puede ser en la escuela pero más frecuentemente en casa, con familiares y amigos).

Los niños con síndrome de Aspergen también pueden aprender como hablar a un ritmo más natural, igual que cómo interpretar las técnicas de comunicación usadas por los demás como los gestos, el contacto visual, el tono de voz, el humor y el sarcasmo. La terapia del comportameinto describe numerosas técnicas que se centran en frenar los problemas de comportamiento como interrumpir, obsesionarse, colapsarse o tener arrebatos violentos. Las terapías del comportamiento normalmente se centran en enseñar al niño para que reconozca una situación problemática, como un sitio nuevo o un acontecimiento con un montón de exigencias sociales, y después elegir una estrategía aprendida específicamente para arreglarselas en una situación así.

Un aspecto de muchos niños con Asperger es que tienen probabilidad de tener propensión a la ansiedad o la depresión. A menudo esto puede ocurrir en la adolescencia, cuando estan en realidad empezando a notar las diferencias entre sus compañeros de clase y sus pares, o sus iguales. Así que, con una experiencia como esta puede haber tratamientos útiles. Algunas medicaciones pueden mejorar comportamientos específicos, como la ansiedad, la depresión o la hiperactividad. Es obvio que se ha de mantener informado al médico de cabecera. Si bien personalmente no soy muy partidario de la medicación (aunque en la mayoría de los casos graves ocupe su lugar), así que buscaré otras formas de tratamiento, como las propuestas herbales (hierba de San Juan o Hypericum calycinum), la homeopatía, ayudar al niño a expresar sus problemas, haciendo ejercicio con regularidad, etc. para combatir es problema.

Es tratamientos del Asperger a menudo implica un equipo de profesionales que puede incluir un especialista de patologías del lenguaje, un psicólogo, un trabajador social, un psiquiatra o un especialista en pediatría, además del médico de atención primaria del niño. Con frecuencia los niños con Asperger tienen éxito en las escuelas convencionales, con la ayuda de los profesores y de instructores de educación especial. De cualquier modo asegurate de que el profesor de tu hijo entiende cual es el mejor modo de aprendizaje para el y que situaciones pueden ser problemátias. En los niños con Asperger una gran inteligencia y unas buenas habilidades verbales puden ocultar áreas de deficiencias reales, de modo que los profesores no se den cuenta de que las técnicas especiales de enseñanza, un servicio de apoyo y atención extra, son realmente necesarias.

Para resumir este artículo me gustaría decir que hay definitivamente un número importante de tratamientos para el Asperger que puden usarse para ayudar a mejorar la calidad de vida de los niños y sus familias. De cualquier forma, según mis conocimientos, no hay una 'cura' para el Asperger y creo que el Asperger no es algo que precise ser curado, de todas formas. Pero los tratamientos para gestionar mejor el comportamiento, el entrenamiento de las habilidades sociales, la terapia de dicción y lenguaje., y un adecuado tratamiento con medicina alternativa pueden ser efectivamente muy útiles. Tanto la escuela como la vida en casa juegan un papel crucial en la coordinación y organización de estos tratamientos.

lunes, 28 de junio de 2010

Diferencias entre el autismo y el sindrome de Asperger

Síndrome de Asperger


1. Coeficiente intelectual generalmente por encima de lo normal.

2. Diagnóstico general después de los tres años.

3. Aparición del lenguaje en tiempo normal.

4. Gramática y vocabulario por encima del promedio.

5. Interés general en las relaciones sociales.

6. Torpeza general.

7. Intereses obsesivos de alto nivel.

8. Padres detectan problemas alrededor de los 2,5 años de edad.

9. El diagnóstico se hace a una edad media de 11,3 años.

10. Las quejas de los padres son problemas de lenguaje o en socialización o conducta.
Autismo

1. Coeficiente intelectual generalmente por debajo de lo normal.

2. Diagnóstico general antes de los tres años.

3. Retraso en la aparición del lenguaje.

4. Gramática y vocabulario limitados.

5. Desinterés general en las relaciones sociales.

6. Desarrollo físico normal.

7. Ningún interés obsesivo de alto nivel.

8. Padres detectan problemas alrededor de los 18 meses de edad.

9. El diagnóstico se hace a una edad media de 5,5 años.

10. Las quejas de los padres son los retardos del lenguaje.